Tendencias sostenibles. Hacia la captura del carbono

General
19/04/2022

Capturar el carbono de las emisiones o recuperarlo de la atmósfera ha surgido como una de varias iniciativas contra el cambio climático y la industria está respondiendo.

Lo que puede sorprender a muchos es la diversidad de metodologías y la madurez de muchas de ellas. La diversidad de soluciones disponibles conoce pocos límites, aunque pueden describirse como pertenecientes a una de tres clases: naturales, establecidas y emergentes. Algunas soluciones tienen milenios de antigüedad, mientras que otras son poco más que experimentos. Independientemente, los fabricantes buscan activamente formas de mejorar sus puntajes ambientales y sociales al reducir su huella de carbono a para atraer/retener proveedores, clientes y empleados.

 

La industria del combustible como solución

Después de décadas de controversia sobre las realidades del cambio climático y sus causas, la industria de los combustibles fósiles ahora está cambiando a una estrategia de presentarse como la fuente de soluciones. Este reposicionamiento incluye el cambio de marca como una "industria de gestión de carbono".

Este pivote estratégico se exhibió en la Cumbre del Clima de Glasgow y en una audiencia del Congreso en octubre de 2021, donde los directores ejecutivos de cuatro importantes compañías petroleras hablaron sobre un "futuro con menos carbono". Ese futuro, en su opinión, estaría impulsado por los combustibles que suministran y las tecnologías que podrían implementar para eliminar el dióxido de carbono que calienta el planeta que emiten sus productos con el apoyo del gobierno.

Más a nivel mundial, el objetivo del Acuerdo de París es mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 °C por encima de los niveles preindustriales y, al hacerlo, realizar esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 °C. Este objetivo se ha incorporado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas relacionados con la energía, que buscan ampliar el acceso a energía limpia y asequible.

 

Reducción de las emisiones de energía

A pesar de la rápida expansión de la generación de energía renovable, la gran escala de las emisiones actuales del sector energético y el papel vital de la electrificación significan que los países deben abordar con urgencia sus emisiones de la energía para cumplir con estos objetivos climáticos globales. En efecto, el gobierno/clientes/industria están llamando al sector energético a reducir drásticamente su intensidad de carbono.

 

Flexibilizar el sistema

Un énfasis en apoyar la flexibilidad del sistema podría hacer que algunas plantas de carbón y gas equipadas operen con factores de carga relativamente bajos. Sin embargo, la capacidad única de lograr emisiones negativas a través de la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono puede significar que estas plantas funcionen con factores de alta capacidad, incluso en un sistema de energía con altas proporciones renovables.

Incluir la captura, utilización y almacenamiento de carbono en la cartera de opciones tecnológicas puede reducir el costo total de la transformación de la energía. Sin embargo, maximizar el valor la ecuación energética general requiere cálculo y planificación. Las tecnologías de captura de carbono se vuelven más competitivas en el ecosistema energético cuando se valoran plenamente su flexibilidad, confiabilidad e intensidad de carbono.

 

Dos clases de soluciones

La captura y almacenamiento de carbono (CCS) o captura y secuestro de carbono describen el proceso de capturar dióxido de carbono (CO2) antes de que ingrese a la atmósfera, transportarlo y almacenarlo (secuestro) durante siglos o milenios. Por lo general, el proceso captura CO2 de grandes fuentes puntuales, como una planta de energía a carbón, una planta química o una planta de energía de biomasa, y luego lo almacena en una formación geológica subterránea. Esto evitaría la liberación de CO2 de las industrias pesadas con el objetivo de mitigar los efectos del CO2 del cambio climático. El CO2 se ha inyectado en formaciones geológicas durante varias décadas para varios propósitos, incluida la recuperación mejorada de petróleo; sin embargo, el almacenamiento a largo plazo de CO2 es una idea relativamente reciente.

 

La captura y utilización de carbono (CCU) y CCS a veces se discuten colectivamente como captura, utilización, y secuestro (CCUS), debido a los costosos procesos de producción de un producto con un valor intrínseco bajo (es decir, CO2). La captura de carbono tiene más sentido económico cuando se combina con un proceso de utilización en el que el CO2 barato puede crear productos químicos de alto valor para compensar los altos costos de las operaciones de captura.

 

Unas variedades de tecnologías pueden capturar CO2 directamente de una fuente industrial, como un horno de cemento. Estas tecnologías incluyen absorción, adsorción, bucle químico, separación de gases de membrana o hidratación de gases. A partir de 2020, aproximadamente una milésima parte de las emisiones globales de CO2 fueron capturadas por CCS. La mayoría de los proyectos son industriales, según el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido.

 

 

La eliminación de dióxido de carbono (CDR), también conocida como emisiones negativas de CO2, elimina el gas de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y lo secuestra durante largos períodos de tiempo. De manera similar, la eliminación de gases de efecto invernadero (GGR) o las emisiones negativas de gases de efecto invernadero eliminan los gases de efecto invernadero (GEI) de la atmósfera mediante actividades humanas deliberadas, además de la eliminación que ocurriría a través del ciclo natural del carbono o los procesos químicos atmosféricos. En el contexto de los objetivos de emisiones netas de gases de efecto invernadero cero, la política climática integra cada vez más la CDR como un nuevo elemento de las estrategias de mitigación. Los métodos CDR y GGR también se conocen como tecnologías de emisiones negativas (NET) y pueden resultar más baratos que prevenir algunas emisiones de gases de efecto invernadero agrícolas.

Volver

¿Hablamos?

D.I.R.E. USIETO. S.A. : Polígono Plaza c/ Pertusa , 16, 50.197 Zaragoza

Teléfono: 976 470 287 / 976 470 575

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.